3b6598f18bb0feb53d316452ddee3a5e6a87caae086d2295d9 Cicuéndez acaba en Z: Historias del fin del mundo

lunes, 7 de marzo de 2011

Historias del fin del mundo

Acabo de encontrar lo poco que escribí mientras estuve en Savonlinna. De más de tres semanas, tan sólo relaté una. Pero me trae muy buenos recuerdos y he decido publicarlo, no sin antes hacerle algunas correcciones y eludir temas que ya no vienen al caso. He aquí el mejor viaje que he hecho hasta ahora.




DÍA 1, MIÉRCOLES 7 DE JULIO
El vuelo ha ido bien. Se me ha pasado rápido. Hablaban español y chino además de finés e inglés y en las pantallas ponían a ratos cosas como la CNN, Just For Laughs o documentales sobre la historia de Finlandia.

En Vantaa hemos cogido el autobús y hemos conocido a una chica alemana también del curso. Cuando ha llegado el microbus, el conductor nos ha cogido las maletas y al ir a pagar nos dice que no, que en el cambio de autobús. Unos 15 minutos después, nos paramos en medio de la nada, rodeados de árboles, donde había un bus más grande y en el que hemos pagado.

Hemos pasado por Lähti, Heinola y Mikkeli, supuestas ciudades grandes, con sus respectivas paradas en medio de la carretera rodeada de bosques. De la carretera salen caminos estrechos con la señal de peatones y se adentran en los bosques. Supongo que habrá vida más allá.



Al llegar a Savonlinna, una señora con un cartelito que ponía CIMO nos esperaba. Era Varpu. La residencia estaba justo al lado de la parada. Nos han asignado las habitaciones y nos han dado el horario de mañana y el del jueves. A mi me ha dicho que tenía una compañera finesa.

Cuando he subido con los maletones, tres plantas sin ascensor, he visto que no estaba. Debe ser alguien que estudia aquí durante el año, porque tiene sus cosas, pero está todo bastante recogido. Tengo de todo, porque mi compañera tiene ya sus cosas, así que va a estar muy bien.

La habitación es enorme. Ahora mismo estoy con la luz apagada, aún queda algo de luz en la calle, no es noche cerrada y son las 00.44.

Después de hacer la cama y despejarnos un poco, hemos salido Cristina y yo a dar un paseo y nos hemos cruzado con un chico austriaco, Daniel, que ha llegado hoy pero no conocía a nadie, como es lógico supongo. Él está en segundo curso, así que mañana ya haremos amiguitos de nuestro nivel. La verdad es que en inglés no le entendía nada, más que nada porque hablaba muy bajito.

Nos hemos cruzado con unas 10 personas en todo el paseo y 4 o 5 eran oscuras. A ver si encuentro gente así para poder conocer mejor el metal desde dentro.

Bueno, es hora de dormir, supongo.

España ha ganado a Alemania, el pulpo tenia razón. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Eres libre de opinar lo que quieras. Debato, no discuto. Respeto ante todo.